Manual del Buen Tirano

Latigazos virtuales

leave a comment »

“Si quieres saber lo que quieren los medios, lo que están intentando hacer, solo tienes que echar un vistazo a lo que emiten las televisiones por la noche. Habiendo perdido la capacidad de ver sus actos de depravación de forma objetiva, no hacen más que burlarse continuamente de las masas ignorantes.”

~Ghost in the Shell SAC 2nd GIG

Así comienza el capítulo dos. Una verdad que sigue vigente a día de hoy, más exacerbada, si cabe. Tenemos el reciente ejemplo de La Noria (programa-basura de una cadena basura) que ha perdido todos sus anunciantes por pagar 10.000 euros a la madre de un presunto asesino. Sin embargo, no es un secreto que el término”masa” apenas se utiliza en publicidad, política o los medios en general.

Ahora se utilizan diferentes eufemismos para referirse a las masas, para evitar llamar a las cosas por su nombre. Para evitar llamarnos esclavos en nuestra cara. Y pese a todos los eufemismos, las masas siguen ahí.

Nos adentramos en un mundo distópico, tecnocrático, corporativista, aterrador; sin embargo seguimos (mal)viviendo narcotizados, castrados, con la ilusión de que hay una salida, de que es por nuestro bien, de que todo irá mejor. Aletargados, nos evadimos de nuestra realidad, bebiendo los licores de la publicidad y la manipulación mediática.

¿Somos libres para elegir?

Teniendo en cuenta que las técnicas publicitarias van de la mano con la programación neuro-lingüística y otras técnicas de manipulación, podríamos decir que sí, que somos libres para elegir, entre las opciones que nos dan. Y ahí está el quid de la cuestión, que hay muchas más opciones que inconscientemente descartamos o no tomamos en consideración, gracias al bombardeo incesante en los medios ofreciendo estilos de vida en vez de productos.

Pero hay algo que vende más que la publicidad. El miedo.

En Europa las primas de riesgo se disparan y ahí están los medios, aplaudiendo las imposiciones de los mercados, respaldadas por el BCE y Goldman Sachs, de los gobiernos tecnocráticos en Grecia e Italia. Y Merkel ya ha avisado a Rajoy, de que vaya haciéndole un hueco a un tecnócrata del BCE en su futuro gabinete de gobierno en España. Por si las moscas.

Y es el miedo a la ruina, a la pobreza, a perder nuestra realidad virtual, artificial, lo que nos lleva a agachar la cabeza y soñar con tiempos mejores. Lo vemos como un sacrificio necesario y no nos damos cuenta de algo muy siniestro. Nosotros somos el sacrificio. Se han acabado los pastos, no hay heno para todos así que el pastor nos lleva al matadero. Mientras tanto, pensamos alegremente que nos llevan a pastos nuevos, soportando estoicamente los bastonazos con que nos guían.

Nos ofrecen moderación salarial, más horas de jornada laboral y nos retrasan la jubilación, para salir de “la crisis“. ¿Para salir quién? No nosotros. Nos ofrecen (nos guste o no) trabajar más horas por menos dinero y durante más tiempo. Eso sin contar que las pensiones no las tenemos garantizadas, que los sindicatos han dejado de luchar por los trabajadores y están a sueldo del gobierno, que quitan las ayudas sociales, que volvemos al siglo XIX.

Para rematarlo -y rematarnos- deciden que necesitan subir los impuestos para disponer de liquidez. Así que cobramos menos y pagamos más. El dinero no fluye (porque no hay) y fin de mes se adelanta a día 15. Pero no podemos protestar sin que nos llamen “marginales de la extrema izquierda radical”.

Y si no te gusta te jodes.

Anuncios

Written by Heimlich Project

noviembre 15, 2011 a 8:58 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: